lunes, agosto 13, 2007
de farolas y sueños
Nada más despertar, se gira y lo descubre a su lado, un patito de goma a medio destripar, con los ojos saltados y marcas de dientes en el cuello. Parece que lo hubieran torturado sin parar, hasta que confesara porqué las lágrimas son saladas o algo así, pero al ser un patito de goma no sabe hablar, así que la tortura no cesó hasta que su verdugo se cansó y se fue a jugar con su cola.
La escena la envuelve hasta que vuelve a cerrar los ojos. Hoy no, quijote, hoy ella quiere tristear, que las lagrimas le salgan a borbotones, pequeñas partículas salinas que escuecen en el lagrimal y mas adentro. Hoy quiere lloriquear como una niña indefensa lo haría la primera vez que un chico-mentira le toca entre las piernas. Hoy quiere sentirse pequeña y abandonada y sola. Hoy quiere pero no puede. Empieza a gimotear callada, casi obligándose a llorar, pero duele como si alguien estuviera estrujándole el corazón y la garganta
Los días son extraños para ella últimamente, llenos de cerillas y de besos clandestinos, se fuma la vida como si fuera una calada, para luego escupirle sin compasión. La mesilla de noche se le ha llenado de frases que escribe a medio dormir, incluso el cenicero tiene la suya propia, algo así como “nunca volaré”
Por las tardes se sienta en el parque que queda mas cerca de su casa para sentir el calor derritiéndola, por las noches juega consigo misma y con su vida, haciéndola pender de la hebra mas fina. A veces solo escribe, algo mucho menos temerario:


Soñé como entre él y yo descabezábamos al sueño. No teníamos una guillotina decente así que íbamos degollándole con nuestras manos a modo de sierras improvisadas. Era una situación graciosa pese a estar embadurnados de sangre, nos reíamos del sueño maniatado y ridiculizado. Se le veía tristísimo con su pañuelo en la boca y las lagrimas escurriéndose por sus mejillas sin manos para secarlas. Sus ojos no paraban de moverse, viendo qué vena o arteria cortábamos en cada momento
Esta noche resucitamos… hasta que pequeño quijote vino a quitarme las sabanas y a enseñarme como la luz de la farola parpadea, solo esa, las demás alumbran arriba como estatuas de luz. La farola parpadea y es como yo, solo que sin parpados ni pestañas ¿Las farolas miran? Nuca vi una moviendo las pupilas en busca de aquello que mirara, aunque puede ser que al ser su ojo tan grande no le haga falta una pupila o su pupila tan grande que no se percibe, como si no tuviera.
La farola está triste. Parpadea porque tiene tantas lágrimas en su enorme ojo que no es capaz de sostenerlas. Las va soltando una a una con cada parpadeo y caen como péndulos ambulantes que mojan a las niñas que pasan por debajo ¿Cuántas más le quedaran?
La farola esta triste y es como yo

Escuchando: Horrores varios de la estupidez actual. 713avo Amor
 
Hubo algo a las 1:42 p. m. | Permalink |


12 Alfileres:


  • At 2:48 p. m., Anonymous Jara

    el otro día me acordé de ti. ya ves, a veces te llegan imágenes a la memoría de de repente recuerdas a alguien. Y te tocó a ti!

    Y ahora te leo y me dejas sin palabras, porque no sé que se puede decir después de seguir una palabra tras la otra. No sé que se puede sentir cuando se es tocado por una lágrima o no puedo expresar que se siente destripando vidas inexistentes.

    Me has dejado Cao.
    Yo tb podría ser esa farola.

    1besito guapa

     
  • At 3:43 p. m., Blogger La Pelirroja

    Tenía muchas ganas de volver a leerte. Siempre que lo hago siento como si esa belleza que me embarga en las cosas tristes y casi macabras, es más bella cuando es tocada con tus manos.

    Me encanta tu estilo; tristemente hermoso... hermosamente triste...

    Ojalá escribieras más semanas, aunque dicen que lo bueno si breve, dos vece bueno, supongo que si nos llenarás cada semana con estas frases perderia parte de esa belleza extraña que ahora siento.

    Un beso.

     
  • At 5:57 p. m., Blogger Carabiru

    A veces yo también tengo ganas de llorar porque sí, sin una razón aparente, simplemente dejar fluir las lágrimas y que limpien los destrozos que pasan desapercibidos.

    Muy buena historia.

    Salu2

     
  • At 12:36 p. m., Blogger Klover

    Me gusta leerte, es muy diferente a lo que suelo leer por cuentacuentos, con metáforas muy tuyas y maneras de expresarte que están a un paso entre lo onírico y lo real. Leerte es un paseo por el surrealismo. Un besote, hasta otra niña vudú!

     
  • At 4:12 p. m., Blogger Lau

    y a veces las guillotinas son nuestros propios párpados y a cada paso de luz degollamos el iris de nuestra miseria cotidiana, y a veces escribimos por no llorar.
    Eres como un tesorito raro, de esos para guardarse.
    Besos

     
  • At 6:21 p. m., Blogger Munlight_Doll

    El descabezamiento del sueño me ha resultado muy gore y yo soy muy delicada XD Pero la farola, y cómo hablas de ella, me ha gustado, a pesar de que no he entendido mucho el relato en sí.
    Un beso,
    Mun

     
  • At 10:07 p. m., Blogger Popi

    Hola niña. Mi perra, la enana, también degolla patitos de goma entre otras cosas;vicios caninos aceptables. Yo, bastante perruno también, me muerdo el alma intentando llorar, pero nada, parece que están de vacaciones, como casi todo el mundo. Así que también me dedico a llenar mi mesita de libros y estos de frases convertibles, quizás otro día, en cuentos o vetetuasaberenqué. Esta es mi última frase: "El chico tinta se pasa la vida escribiendo mentiras" No sé. A saber. Será cuestión de darle vida como a tus cerillas, tus sueños y tus farolas, enormes metáforas surrealistas adictivas.
    Suenan besos.

     
  • At 6:15 p. m., Anonymous Ron Stard

    Resulta extraordinario acercarse por aquí a escuchar tus historias, y al terminar de saborearlas, quedarse con cara de no saber qué decir o qué pensar (siempre en el mejor sentido de la expresión y sin adulaciones innecesarias y rutinarias, ya sabes que yo, casi siempre, me expreso en términos vagos y con sobreentendimientos pedantes e indecisos).

    Pues lo dicho. En tus últimos 3 posts me ha ocurrido lo mismo, pero antes de que tu surreal universo de colores parpadeantes y evocaciones de degüellos y sangre violeta me deje mudo (y vaya, de nuevo me estoy pasando de listo con las alabanzas metafóricas y las expresiones cultas tales como "alabanzas metafóricas"), que quede claro que hoy tampoco tengo palabras [explícitas]. Y no es broma.

     
  • At 6:23 p. m., Blogger Asiria

    Parpadean las farolas porque se quedan sin vida, agonizan en cruel tortura. No ven pero de alguna forma sienten, como ese patito de goma centro de la ira ciega del corazón. Tan solo las lágrimas humanizan, no llora el metal, no llora el cristal, ni la goma ni la mentira llora.Ni tan siquiera llora el corazón sino quien está vivo y siente cada momento entre rabia y pasión, entre sueños y vacíos, quien sufre, quien vive.
    Escribes el revelado de momentos que el mundo rechaza o teme.
    Me encanta killa
    Un abrazo

     
  • At 7:37 p. m., Anonymous Ricardo

    Pequeña Vudú: Como con la mayoría de los cuentacuentos, estoy en dueda contigo.
    paso a leerte y, desde el primer párrafo, ya entro en un sueño alucinógeno ¿Prosa poética? Qué importa. Me quedo co el goce que deja tu texto, algo así como el sabor que perdura, luego de comer algo muy rico.

    Besos desde este sur, que aguarda a la primavera.

     
  • At 6:34 p. m., Blogger atenea

    ¿Y quién no se ha visto alguna vez reflejado en esa farola? Todos nos sentimos un poco así a veces, pero todo acaba pasando antes o después.

    Precioso :)

    Besos!!!

     
  • At 7:08 a. m., Blogger dani

    yo te veo más faro que farola, pero vamos,que estoy medio deslumbrado porque perdí las gafas de sol en una boda y no sé muy bien de dónde coño sale la luz, pero ilumina, sin duda
    ...aunque en lugar de fotones derrame lágrimas que mojan a las niñas que pasan por debajo, esas lágrimas que te secan por dentro cuando se te van para ir dando caudal a un río por el que hacer flotar, los domingos por la tarde, patitos de goma torturados y chicos-mentira que tocan entre las piernas a las niñas indefensas
    las cerillas (quemadas, afinadas, retorcidas y hechas negras) y los ceniceros (sobretodo rebosantes de coillas de cigarros fumados con ansia y ceniza consumida en bavia) me gustan mucho, aún más cuando tienen su propia frase ...así que, my cherry voodoo child, te nombro, si te apetece, fraseadora autorizada de mis enseres para fumar... ;)

    un beso, cielo

     

Links to this post:

Crear un enlace

Layout design by Pannasmontata. Header image © Tim Burton. Template modified by niña vudú. Copyright © 2006